fases de la luna

Acepta los períodos de descanso
Simplemente “ser” es tan importante como “hacer”. Disfruta de la vida en sus diferentes etapas, en sus matices y modos de ser cambiantes. Observa el modelo perfecto, abrirse y desarrollarse. No es lo que dices lo que importa. Es lo que eres y cómo vives. Acepta estos períodos de descanso. Claramente te mostraré cuándo es necesario que entres en acción.

Ritmo perfecto
Hay momentos de actividad y hay momentos de paz. Aprende a disfrutar cada etapa como se presente y date cuenta de lo necesario que es esto.

En la vida hay momentos de recogimiento y momentos de manifestarse.

Hay un ritmo perfecto en todo lo que está ocurriendo. Encuentra paz y armonía en él.

Extracto del libro “Dios me habló” de la autora Eileen Caddy

Publicado en CONOCIMIENTO, REFLEXIONES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *