entrevista con Dios

Dios

-”Pasa”, me dijo Dios. “Así que quieres entrevistarme…”“Bueno – contesté –, si tienes tiempo…”

Dios sonrió y por entre su barba dijo: “Mi tiempo se llama eternidad y alcanza para todo”.

“¿Que es lo que más te divierte de los humanos?”, pregunté.

“Que se aburren de ser niños por la prisa de crecer y luego suspiran por ser niños. Que pierden su salud por hacer dinero y luego pierden el dinero por recuperar la salud. Que por pensar ansiosamente en el pasado y en el futuro descuidan la hora actual, con lo que no viven el presente ni el futuro. Que viven como si no fueran a morirse y mueren como si no hubieran vivido”.

El descubrimiento de la espiritualidad significa la toma de conciencia de que uno no muere en realidad, el dejarse de preguntar el porque de las cosas y empezar a preguntarse el para que, es decir, el sentido que tiene lo que a uno le pasa, y es eso lo que planifica la vida y hace desaparecer el temor a la muerte.

Al enfrentar con honestidad la muerte en la sabiduría, se comprende que la muerte no es la última palabra, que todo aquello que tiene sentido no muere, y por lo tanto se puede ser feliz sabiendo de que lo que se ha hecho en la vida y que a tenido que ver con el sentido de gratuidad, es eterno, es memoria en los vivos. Todo lo demás es relativo y habrá valido la pena en la medida en que haya tenido relación con lo gratuito.

Fragmento de Entrevista con Dios
Fuente : Tomás Ignacio Grau

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *