la muerte

dualidad muerte/vida

La muerte es nuestra mejor consejera, nuestra aliada.. tomad conciencia de ella, de que está tras de ti, que tú eres su presa y esto te llevará a actuar…. ¿cómo?
Tomando distancia de ella al vivir en plenitud…… buscando la totalidad en este breve lapso de tiempo. De presa te conviertes en cazador de tu propio tiempo. La vida es el escape a la muerte.
Si la muerte no proboca, tal vez ya se está algo muerto.

La muerte es el llamado de atención para que aprovechemos nuestro tiempo, es el recordatorio de que somos pasajeros en este tránsito, en esta dimensión de existencia.

Sólo piensa ¿y si desencarnaras (murieras) hoy? ¿si supieras que te queda muy poco tiempo en este plano de existencia? ¿qué harías? ¿Acaso no intentarías hacer algo más trascendente con tu vida?

La muerte ineludiblemente es así y lo bueno es que hemos tenido y tendremos algo más de tiempo.

El desafío es tomar el llamado y vivir….. hacer de la existencia aquello que deseamos con todo el corazón.
Vivir y aprovechar esta oportunidad, esta invitación que convoca a tantos seres por un breve lapso con la única gran certeza…… al final la muerte nos espera.

Muchos mueren en vida y así ignoran lo que es vivir, así mismo temen lo que es morir.

Vivir en totalidad, Ser totales, ser plenos……. conducir los pasos hacía aquella realización que haga valer tanto la vida, que la muerte será un anécdota.

El siguiente texto lo copio de Tolteca :
>
Para las culturas del Anáhuac, la dualidad MUERTE-VIDA VIDA-MUERTE, forma una unidad; no podemos llegar a tener conciencia de la vida si no tenemos conciencia de la muerte. Don Juan le trata de enseñar a Castaneda que la única “compañera” sabia que tenemos en la vida es, precisamente, la muerte, quien no nos dejará “aferrarnos” a nada, ya sean personas, objetos o sentimientos.

Cuando un aprendiz ha tomado la decisión de seguir el camino del guerrero, debe hacerse responsable de esta decisión entendiendo que no le queda tiempo para fanfarronear, ni para lamentarse, ni para equivocarse. El aprendiz sabe que es un “cazador” de poder o conocimientos, pero que el cazador será también cazado por la muerte. Don Juan le dice que cuando se sienta mal, cuando todo se le venga abajo, el guerrero deberá preguntarle a la muerte si todo eso es cierto. La muerte le dirá que nada de eso es cierto, la muerte le dirá “todavía no te he tocado”.

“-Sí -dijo con suavidad, tras una larga pausa-. Uno de los dos aquí tiene que cambiar, y aprisa. Uno de nosotros tiene que aprender de nuevo que la muerte es el cazador, y que siempre está a la izquierda. Uno de nosotros tiene que pedir consejo a la muerte y dejar la pinche mezquindad de los hombres que viven sus vidas como si la muerte nunca los fuera a tocar.” Carlos Castaneda. Viaje a Ixtlán. FCE

( * ) Tomado del libro PARA LEER A CARLOS CASTANEDA
<

SALUD-os-dejo en este espacio de crecimiento compartido
que las bendiciones sean en nuestro camino señales inequívocas de nuestra evolución.

namaskar!!!

Publicado en REFLEXIONES y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *