surcando la realidad

ve más allá
Me desafía la Vida
me desafía tanto el gris como el verde,
el canto de un pájaro, el llanto del niño,
la pobreza de espíritu, el hambre de Amor.
Despabilo el gesto para acudir al llamado
con presteza y sin apuro.
Me señala el viento como en su vaivén
toca suavemente en su caricia
cuando a veces no deja cosa en pie.
Surcando la realidad
ni me dejo amedrentar ni acomodar.
Celebro la oportunidad del tiempo
que ha dado en gracia
el contenerme entre sus formas.
Adiestro mis silencios
para que Él me pueda amaestrar,
y sin mayor interés
me procuro la oportunidad de la Vida

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *