Es Tiempo de Recordar

Alex Gray

Celebro la Vida, saludo al Gran Espíritu que en Todo habita, ahora ahí asomado tras tus ojos. Honro a la Vida y a veces canto lo que me enseña el Silencio. Amaestro la presencia con quienes han abierto el Libro de la Vida lberando con Amor su Conocimiento. Bendigo a todo Buen Espejo de lo Supremo. Es tiempo de Recordar

Agradezco en toda Palabra Sagrada, la buena guía para Recordar

Los antiguos creían que los sentimientos residían en el corazón. Para Aristóteles, el corazón era el órgano fundamental del organismo humano, y el cerebro, apenas un mero coadyuvante. En esa época se creía que la memoria estaba alojada en el corazón; de ahí que los romanos emplearan la palabra recordari, derivada de cor, ‘corazón’, que llegó a nuestra lengua como recordar. En el portugués contemporáneo, saber una cosa de memoria es conocerla de cor(etimológicamente, ‘del corazón’), así como en francés par coeur o inglés, by heart.

Si los sentimientos se alojaban en el corazón, nada más natural que, cuando dos personas se ponen de acuerdo, digamos que concuerdan o que acuerdan, con lo que el corazón ya está presente otra vez (del latín vulgar accordare). Y si no se ponen de acuerdo, decimos que discuerdan. En el español antiguo -y en muchas regiones, en el contemporáneo- acordar o recordar significaban ‘despertarse, volver en sí después del sueño’.  (Fuente http://www.elcastellano.org/palabra.php)

Aho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *