destreza/maestría

maestro

El “ser diestro” es obediente al programa de conductas inculcado. Es funcional a un entorno específico de aprendizaje y sus aprensiones. Podrá ser un sujeto exitoso en tales dominios, mientras sus destrezas cumplan con las expectativas y demandas supuestas, con su deber. Poco cuestionará de su realidad mientras reciba los refuerzos procurados por su entorno, y de hacerlo, con frecuencia caerá en recriminaciones a su poca capacidad de competencia reprochándose y/o posiblemente sometiéndose al rigor que le permita alimentar el orgullo que le significan sus destrezas.

El Ser Maestro, si bien es diestro en sus artes, sabe que nace libre de deudas y, en su libertad, su conocimiento no se deja dominar, si bien le mantiene curioso de las maravillas de que es testigo, cobrando  su experiencia un Valor trascendental a cualquier régimen externo a su propia Conciencia y Voluntad. Su atención le permite comprender las manifestaciones aparentes de la realidad, y así participar en consecuencia y correspondencia con la Verdad que le hace Libre. No se mide en los otros, cuando si se reconoce en Todo y por eso sabe de su lugar en el tiempo.

Así como en la imagen, las destrezas guardan relación con las formas; la maestría, con los contenidos que se procuran por quien las adopta en comprensión.

Publicado en 2011, CONOCIMIENTO, REFLEXIONES y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *