desPedir

No pidas nada… ante todo da
Intégrate al flujo de la realidad desde donde se te proveerá lo justo,
mas antes quizás la escasez sea lo que recibas, puesto que es reflejo de lo que has dado.

Da, pues es así que participas de la Totalidad.
Pero ¿qué dar?… nada en especial.
Retira la mente y sus juicios… qué o cuánto, no es lo relevante.
El Cómo das, es la cualidad con que tu conciencia se sintoniza con la Fuente que sustenta la existencia y desde donde se promueve la precipitación de tu realidad desde su condición de abundancia.

Cosa cierta es que podrá dar con mayor poder quien desde la quietud eleva su pensamiento, más que aquel que, atendiendo la caridad afanosamente, en su mente sólo recrea la posibilidad en la que hace su presumible servicio.
«Todo es Mente» — primer principio hermético.

«Emovere»… tu emoción te conecta íntimamente con las hebras que tejen la densidad de este plano dimensional… el juego está en volverse un gran artista y cocrear el más bello telar que te sea concebible.
Tendrás que revisar lo avanzado, cortar las hilachas, remendar y zurcir tu vestimenta espiritual – la “carne” o materia o lo concreto – adiestrando la certera aguja de tu conciencia.

Atiende tu poder, disciplina tu capacidad… la Vida no deja de ser una cosa de práctica.

Publicado en 2013, CONOCIMIENTO, REFLEXIONES, Soluno y etiquetado .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *