De estar atentos

De estar atento al consejo,
atendiendo tu anhelo de libertad,
— pulsión inherente —
pues,
no vayas recogiendo los cachivaches de la historia,
por interesantes que les puedas justificar.

Si no te reportan valor práctico
para corregir y fortalecer tu paso de acuerdo a propósito,
podrían sólo aportar más complejidad y distracción
al laberinto de realidad postiza que te mantiene en sí.

«No dejes para otra vida lo que vienes a hacer en esta.»

El tiempo es valioso, pues cada instante cuenta, o descuenta,
al logro de acercar mayor libertad a tu realidad siempre presente.
Y si bien nada puedas avanzar con el apuro,
se amerita adiestrarse en la disposición y actitud adecuada.
Estar es fundamento de Presencia.
Ser/Siendo es la atenta consciencia desplegada en su Intento.
Fluir es naturaleza del Espíritu.
— Meditación Silente es gran escuela —

El desapego se hará paso cierto,
a correspondencia de las decisiones de libertad a tomar.
Entre todo lo dicho, aprende a desnatar,
a revelar valor acorde a propósito.
Las ideas, así concebidas,
están ahí para convencerte de “Aquello Otro”
sólo posible de atestiguar por experiencia directa.
Llámeles como le llames; espiritualidad, divinidad, incluso Dios,
Esas ideas/palabras sirvan en conducir, de acuerdo a su fuerza,
tu voluntad a la entrega de acción correcta.

Como una barca, tómalas para acercarte hacia la otra orilla,
sólo para eso sirven las ideas cuando lo relevante es atestiguar los paisajes que indican.

Lo mismo vale para todos los emisarios que no pecan de ego.

Sólo practicando lo que profesan logras saberles
… obtener su sabiduría, reconocerles.

No se trata aquí de aprender ni de erudición,
mas si bien de recordar,
que como la palabra recuerda,
‘recordar’ es recuperar la capacidad de estar presentes, atestiguando la realidad inmediata con el corazón atento.

Por ello, no dudes en prescindir de excesos.
El juego de libertad necesita de poco.
Lo mucho de los excesos e intrincadas instrucciones
pueden mantener atado el intelecto goloso por mucho, por todo el tiempo.

Recuerda el propósito… ponlo frente tuyo a cada instante.
Corrobora la fidelidad entre tu paso y su cometido.
Al menos una vez por día, aunque tu cariño podrá más 😉
Entre nada y poco, lo poco ya es algo.
«La vida es una cosa de práctica.»
— La libertad es una de ellas —

Bien dijo aquel:
“Porque a todo el que tiene le será dado, y tendrá abundancia;
pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.”
Ya por el bien de tu sincero corazón,
procura juntar la fuerza/energía que constituya prontamente tu camino,
puesto que la Libertad es una aventura infinita,
procura comenzar a caminar,
vigila sostenerte en el camino.
Persevera en lo bueno para el viaje,
en lo sencillo de conducirte en cada vez mayor libertad.

∴ Paz, Amor y Realización a todos los Seres

Guardar

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *