piÛ!

piÛ!

La oscuridad busca la luz
para revelar lo que aparece en falta.
La luz busca la oscuridad
para expresar lo que tiene.

En sus naturalezas yace oculto
lo que les une y empata.

La mucha luz, tanto como la mucha oscuridad
promueven lo invidente.

Lo vidente
trae consigo el equilibrio de las expresiones
del fuera y dentro
integrando los opuestos
entre lo claro y tenue
de la sensibilidad acrecentada.

Pasa por alto a los sentidos,
exacerbados en sus apariencias y formas,
lo que es esencial,
ya de por sí
sin intervención de lo que a lo humano devino
como artificial a su natural percepción.

Saturados los sentidos
normalizada la ilusión
en el juego de apariencias,
las paradojas suelen revelar
mucho en lo que ha sido señalado como opuesto,
como que florece la vida
desde la profundidad de la tierra
y en la superficie se seca
lo que el tiempo asola.
.
∴ Paz, Amor y Realización a todos los Seres

Ver en instagram ›

Seguir en facebook ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *