menoscota

de seguro discriminan mi araña al preferir gatos melosos… en no ver ni honrar la belleza en todo, te la pierdes.

como en una ziploc, la ciudad defiende su tecnósfera con la que fue arrazado nuestro origen, sus recuerdos, los ancestros, nuestro patrimonio/matrimonio, lo sagrado.

lo viejo ya no es sabio
y al noble por mero título le han nombrado

en verborréica labia las Verdades se han usado, pero… apenas como quien saboreara el mejor dulce, sin haberle sabido sacar el plástico… ¡no las han probado!

cuéntame araña como descansas al saber por seis más lo que yo he visto
en dónde refugias tu aliento cuando buscas calma

de saberse en casa no se arrancan como un ánima asustada
de dar de sus lazos para el tejido de la vida
de hacer lo suyo sin falta
se reconoce bienvenida

}i{

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional.

Como flores hermosas, con color, pero sin aroma, son las dulces palabras para el que no obra de acuerdo con ellas.

Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar.

Para enseñar a los demás, primero has de hacer tú algo muy duro: has de enderezarte a ti mismo.

Ni siquiera un dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo.

La reflexión es el camino hacia la inmortalidad (nirvana); la falta de reflexión, el camino hacia la muerte.

El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato.

Pocos son entre los hombres los que llegan a la otra orilla; la mayor parte corre de arriba a abajo en estas playas.

Buddha

reverdece


Como dócil brizna
al cielo buscando la Luz
reverenciando humildemente al Padre Sol.

Honrando la integración con el Todo,
un pequeño filamento de lo que Es,
reconociéndose elemental en su servicio.

Cómo brizna empapada de bendiciones
participando del manto en que cada cual
procura su fertilidad.

Ve y vive

en el sendero

Actívate!
Apasiónate!
Despierta!
Sumérgete de lleno en la vida
Permítete extasiarte en tu curiosidad
Asume tu tiempo, hazlo tuyo
Constata la muerte para celebrar la oportunidad de la vida
Haz que cuanto suceda valga la pena
Reconoce en el bendito espejo del dolor, su incomodidad,
para hacerte cargo de ella
No te preocupes del «¿por qué?» de cuanto suceda.
ocúpate del «¿para qué?»
Vienes y te vas tan sólo con la efímera y mágica esencia de lo que Es
Somos pasajeros de la forma
Luz reconociéndose en algún medio de contraste
Revisa cuanto dices y reclamas en otros
y luego perdona tus inconsecuencias
Lo malo que ves, es lo bueno que has sido convidado a manifestar
Si lo ves es tuyo

¡Alégrate de vivir!
… podrías estar muerto…

Tienes la vida que te permites
de acuerdo a lo que has creído,
a cuanto te has permitido creer,
y sobre todo, de acuerdo a lo que te han echo creer las herencias

Con el corazón en alto,
da un brinco por sobre los caducos acuerdos
… puede que haya continentes en donde otros,
sin siquiera intentarlo, proyectan sus demonios

Ve y vive
y no mendigues la versión que otros cuentan
Ve y vive
sabrás que la vida no tiene precio
pero que cobra mayor valor