el circulo de la vida

Circulo de la Vida

El hombre tiene un pobre entendimiento de la vida.
Confunde el conocimiento con el deseo.

Trata de descubrir los sagrados secretos de nuestro padre, el gran espíritu.
Espera imponer su ley y su camino en la madre tierra, pero incluso él,
él mismo, es parte de la naturaleza, y elige no verlo
e ignorarlo para su inmediato provecho.

Pero las leyes de la naturaleza son mas fuertes que las del hombre.
El hombre debe despertar y aprender a comprender
cuan corto es el tiempo que nos queda
antes de ser la causa de nuestra propia caída.

Y tiene mucho que aprender. Aprender a ver con el corazón.

Debe aprender a respetar a la madre tierra. Ella nos esta dando todo en la vida;
A nuestros hermanos y hermanas, los animales y las plantas;
A los rios, los lagos, los océanos y el viento.

Comportarse sabiendo que el planeta no le pertenece,
pero debe cuidar y mantener el delicado balance de la naturaleza
para provecho y beneficio de nuestros hijos y las futuras generaciones.

Es deber del hombre preservar la tierra y la creación del gran espíritu.

La humanidad es un pequeño grano de la arena del sagrado circulo que incluye toda la vida.

Nube Blanca
Gran jefe de los Iowa

 

sagrada compañía

sagrada compañía

Los espíritus que me circundan,
guardan por mi suerte la buenaventura,
atentos a entregar de su luz
a mi aprendiz divinidad.

Me resguardo en el llano cuando preciso meditar
y, al acercarme a la Fuente en donde aplaco mi sed,
es que me encuentro con mis fieles hermanos
Guerreros en el camino con corazón.

al Gran Espíritu

¡Oh, Gran Espíritu, cuya voz oigo a través del viento y cuyo soplo da vida a todas las cosas, escúchame!
Voy hacia ti como uno mas de tus numerosos hijos; soy débil…. soy pequeño…. necesito tu sabiduría y tú fuerza.

Permíteme caminar entre la belleza y haz que mis ojos perciban siempre las púrpuras y encendidas puestas del sol. Haz que mis manos respeten las cosas que has creado y da agudeza a mis oídos para que puedan oír tu voz.

Hazme sabio, de modo que pueda comprender cuanto has enseñado a mi pueblo y las lecciones que has escondido en cada hoja y en cada roca. Te pido fuerza y sabiduría, no para ser superior a mis hermanos, sino para ser capaz de combatir a mi mayor enemigo, yo mismo.

Haz que este siempre preparado para presentarme ante ti con las manos limpias y la mirada alta, de manera que, cuando mi vida se extinga como se extingue una puesta de sol, mi espíritu pueda acudir a ti sin nada de que avergonzarme.

«Plegaria Ojibwa»
(palabras de los Indios Norteamericanos)

Fotografía del autor Hector U. Velazquez

la locura

por Mario Benedetti

Cuentan que una vez se reunieron en algún lugar de la tierra todos los sentimientos y cualidades de los Seres Humanos.

Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez, la Locura como siempre tan loca les propuso:

…vamos a jugar a las escondidas?

La Intriga levantó la ceja intrigada y la Curiosidad sin poder contenerse le preguntó: A las escondidas..??? y… Cómo es eso??….

Es un juego, explicó la Locura, en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón… y cuando yo haya terminado de contar, el primero de ustedes que yo encuentre ocupara mi lugar para continuar el juego.

El Entusiasmo bailó entusiasmado secundado por la Euforia.

La Alegría dio tantos saltos que terminó convenciendo a la Duda, e incluso a la Apatía, a la que nunca le interesaba hacer nada.

Pero no todos querían participar.

… continuar lectura…