desiderata de la felicidad

felicidad-plenitud
Transita suavemente, entre el ruido y el bullicio,
que solo en el silencio, hallarás la paz.
Dentro de lo posible y sin rendirte,
mantén buenas relaciones con los demás.

Expresa tu verdad, serena y claramente.
Escucha a todos, aún a los torpes e ignorantes,
ellos también tienen su verdad.
Evita a los escandalosos y agresivos,
que son pesada carga en el alma.

Si te comparas con los demás,
te volverás arrogante o amargado,
porque siempre habrá mayores y menores que tú.
Disfruta de tus triunfos, y de tus planes.
Mantente interesado en tus proyectos,
que por humildes que sean, son una posesión valiosa
en los giros inestables de la vida.

… continuar lectura…

y si El Mago hablara …

El Mago - Tarot de Rider Waite El Mago - Tarot de Marssella

«Estoy en el presente. Cualquiera que sea la acción que deseo emprender, ha llegado la hora de iniciarla. Todo mi porvenir está en ciernes en las decisiones que tomo en este instante. Haced como yo: ved todos los momentos en que no sois vosotros mismos, en que no vivís en el aquí y el ahora, que es el momento de la eternidad y lugar del infinito. Encarno la energía que llamamos consciencia. Estoy absolutamente presente aquí, en este cuerpo, entre otros cuerpos, en un espacio y un tiempo dados.No estoy separado de lo que me rodea. Soy consciente de la multiplicidad asombrosa de todo lo que es. Os invito a vivir conmigo todo este inventario. Sed conscientes de todos los espacios, de toda la materia: árboles, plantas, galaxias, átomos, células. Si soy consciente, no soy sólo un espíritu limitado en una forma determinada, me convierto en la totalidad de la obra divina.

Yo, El Mago, me sitúo en este cruce de la eternidad y del infinito que llamamos presente. Soy fiel a todo lo que soy: mi cuerpo, mi inteligencia, mi corazón, mi fuerza creativa. Me arraigo en alguna parte de la diversidad y, desde ese punto, actúo. Entre la infinidad de los posibles, elijo uno, mi moneda de oro, punto de tracción que me llevará a la totalidad.»

Texto extraído y editado de la «La vía del tarot«, de Alejandro Jodorowsky y Mariane Costa.

Visto en Quien calla, Otorga

Encuentro Arcoiris – REPORTE

whipala arcoiris

Vengo llegando del encuentro arcoiris, un espacio sagrado que poco a poco, mano a mano y de corazón se está gestando entre las montañas del Cajón del Maipo a partir de la más noble intención de fraternidad al compartir nuestro espíritu en el reencuentro con nuestros hermanos de camino y nuestra tierra. Este espacio sigue ahí abierto y receptivo a quien quiera compartir la bondad de vivir en armonía con nuestros más elevados propósitos.

El río es el refresco para la jornada de cada día; los talleres, las labores comunitarias, el fogón, el huerto, la sanación de los espacios naturales roídos por descuido de los visitantes, la cocina, las manualidades y la espontaneidad creativa que bien venida es a compartir la luz que cada cual porta, para brillar en nuestra Fe de que son nuestros colores, los de cada uno, los que hacen sagrado y bendita esta experiencia en vida.

Agradezco el espacio y la oportunidad de expansión. Agradezco las presencias, sus sonrisas, la disponibilidad, las palmas y las carcajadas de celebración que pintan de arcoiris esta caravana. Poco sirven las palabras, el resto hay que sentirlo, dar el paso y vivirlo.

prevalezca la paz en la tierra
namaste!!!

Click aquí para ver imágenes del encuentro.
… continuar lectura…

el camino es hacia adentro

Osho

La muerte de Osho fue noticia internacional de las agencias cablegráficas que hacían notar un dato curioso: el críptico epitafio grabado en la tumba que guarda sus cenizas había sido escrito por el propio maestro pocos días antes de morir:

Osho nunca nació, nunca murió, solamente visito el planeta Tierra entre el 11 de diciembre de 1931 y el 19 de enero de 1990.

Antes de su muerte, le preguntaron que pasaría cuando se fuera. Respondió:

«Si hay algo de verdad en lo que he dicho, sobrevivirá. La gente interesada en mi trabajo llevará la antorcha, sin imponer nada a nadie… Deseo que no olviden el Amor, porque si no es sobre él no se puede fundar iglesia alguna. La conciencia no es monopolio de nadie, igual la celebración, el regocijo y la mirada inocente de un niño… Conózcanse a sí mismos pues el camino es hacia adentro».