suelto amarras

Cobijo mi desnudez en el caos
Muevo poco los pies y más las alas
Entre juegos soy lo que preciso
Y de preciso el azar me halaga

Suelto amarras que dan por liberar el alma
Entre la nueva calma se va descubriendo el sueño
Con nueva magia la vida nos recibe
Perdiendo el miedo al saber que nos bendice

Abandono el pasado a su suerte
Para ir liviano velando por el presente
En mi equipaje son menos cosas las que ahora llevo
No traje miedos, si la humildad de mi coraje

extraña soledad

Extraña soledad
Cuando me visitas en la alegría de mis días
Cuando me haces desear su compañía
Que en su cálida presencia quiero abandonarme
Por un momento
Por varios momentos
En el placer de su sonrisa
No espero nada
O al menos eso espero de mi
En mi fragilidad me cobijo
Sabiéndome en la fortaleza que mi entrega ha de servirme

otra vida

Otra vida se despierta por las noches
Buscando aquella luz que aún no está dormida
Para invitarle a que se quede en nuestros días
Y comparta felizmente su alegría.

Nuevas sonrisas son las que canta el alma mía
Otras miradas las que logra la esperanza
Y entre aquel ritmo de este corazón atento
Baila el verso despertando buenos sueños.