Ve y vive

en el sendero

Actívate!
Apasiónate!
Despierta!
Sumérgete de lleno en la vida
Permítete extasiarte en tu curiosidad
Asume tu tiempo, hazlo tuyo
Constata la muerte para celebrar la oportunidad de la vida
Haz que cuanto suceda valga la pena
Reconoce en el bendito espejo del dolor, su incomodidad,
para hacerte cargo de ella
No te preocupes del “¿por qué?” de cuanto suceda.
ocúpate del “¿para qué?”
Vienes y te vas tan sólo con la efímera y mágica esencia de lo que Es
Somos pasajeros de la forma
Luz reconociéndose en algún medio de contraste
Revisa cuanto dices y reclamas en otros
y luego perdona tus inconsecuencias
Lo malo que ves, es lo bueno que has sido convidado a manifestar
Si lo ves es tuyo

¡Alégrate de vivir!
… podrías estar muerto…

Tienes la vida que te permites
de acuerdo a lo que has creído,
a cuanto te has permitido creer,
y sobre todo, de acuerdo a lo que te han echo creer las herencias

Con el corazón en alto,
da un brinco por sobre los caducos acuerdos
… puede que haya continentes en donde otros,
sin siquiera intentarlo, proyectan sus demonios

Ve y vive
y no mendigues la versión que otros cuentan
Ve y vive
sabrás que la vida no tiene precio
pero que cobra mayor valor

Paz Sea

buddha
Hinchado mi pecho al confesarme sus revelaciones,
velando la Luna mis desvelos.
En profunda respiración celebro el atiempo
que amaestra los pasos en la calma.
En conocimiento de la Paz, mi pazciencia juega a perder la importancia
para armonizar dócilmente las formas en que el Ser pazsea.

la Luz de lo que Es

Voy hacia la Luz
Voy hacia la Luz y aclaro mis vestiduras.
En vuelo ligero me integro a la totalidad.
Todas las sombras son sombras,
reconociéndolas las puedo iluminar
con la Verdad de conocer su apariencia.
Yo Soy la Luz en una da sus infinitas formas
y me reconozco en todo espejo.

Espejo horadado (agujereado),
revelaste las apariencias
acusando inequívoco el parecer (parece Ser)
Bendito portal que irradia la Luz de lo que Es.