poco es lo que espero

En el vacío no adivino nortes o alguna señal.
Las nubes toman formas, achican la inmensidad.
Acá abajo hay primaveras de nueva y tierna escena,
poco es lo que espero más allá buscar.

En laberintos verticales se pierden ahora.
Cada quien pelea su propio aparente lugar.
Allá lejos vuelan aves que no se quieren atar.
A lo que el tiempo acomoda, suelen escapar.

Amortiguo el paso en sigiloso andar.
No me fío de esta parca vecindad.
Con la fe en alto, no puedo parar
a mirar como se pierde la oportunidad.

Acá vivo primaveras entre el triste invierno.
Se acostumbra la nobleza darse a extraviar.
Todo va a la imperfección, como plan de nadie,
como si no fuera ya suficiente de velar por el error.

Alguna vez

abrazo

Alguna vez fuimos lo que,
entre arrebatos confusos,
extravió su intención.

Alguna vez fuimos mucho más que dos,
fuimos Uno.

más cerca de tierra

Estoy en el aire
Barriendo con antiguos castillos ideales
Deshaciendo el sueño truncado
Y así luego despertar en otro lado mi ser, mi alma.

Un poco más cerca de tierra
Reformulando el destino desde el vacío
Lejano a caducas ruinas
Cercano a la curiosidad y el valor, la honestidad, la humildad y el Amor.

boceto

Trazo en un bostezo el cielo
Con decoro lo recorro y lo decoro
De ángeles y fantasías misceláneas
Y de nubes que solapan todo aquello.

Abrazo el aire fuertemente
Reparando en el sentir cual es mi cuerpo
De chico, poco aire tengo
De arrogante, harto aire adeudo.

Desencanto tras el fraude de tal magia
Que descubre con sus luces y artificios
Caen todos a los pies rendidos, desdichados
Que olvidaron que la magia se hace en nuestras manos.

Tanteo el fantasmal boceto de mi cuerpo
Proveyendo de acogida a la presencia
Que camina entre bostezos el invierno
Previendo el despertar en primavera.