piÛ!

piÛ!

En tiempos críticos
acentuar la magia que podemos ofrecernos
incrementar la lucida participación
y dejar de hacernos los ciegos
ante cada cosa que permitimos
se manifiesta en nuestra realidad.

Dice una ley espiritual
que todo lo que vemos fuera
lo llevamos dentro y,
como sea que fuesen las cosas,
vamos dentro de lo que
favorecemos sea la realidad para nuestros días.

Desde ahí se deriva
cuantiosa omisión,
pues es mucho más lo que nos sobra ahí fuera
que lo que amerita
nuestra realización en vida.

Entre tanto, puede nuestra energía
transformar la realidad,
pero nuevamente hago incapie
que no vale hacernos los ciegos
cuando, por acto de contradictoria inconsciencia
nos enfocamos (como cuando meditamos, visualizamos o rezamos)
en darle fuerza a lo Alto
para luego volver a darle fuerza a lo bajo
que drena toda energía de cocreación.

Podría ser un buen momento para todos en el planeta
reunir nuestras más altas intenciones
y aprender de ellas
para hacer de rezo coherencia,
pues nadie puede intervenir en sacarnos
de la indiferente realidad
fiel reflejo de tantas de nuestras inconsecuencias.

Podemos señalar una huella
tan precisa como fuerte
para atravesar el umbral hacia la novedad aún obviada,
aprendiendo a renunciar,
en ejercicio de plena voluntad y libertad,
a todo cuanto nos acomoda
al cautiverio de nuestros dormidos sentidos.

De poco sirve sostener las altas vibraciones
si luego nos damos a tantas interferencias de sentido.
¿No es tal acaso la hipocresía acusada en tanto culto
que lustra su moral con actos sacrosantos
relegados a horarios y relaciones específicas?

Quien haya iniciado camino
que se apuntale en lo que aquel le haya señalado,
sin obviar que la sola presencia
ya es de por si acción
que define los comandos
de lo que es ordenado como realidad.

Levanta tu rezo, tu visión, tu temple
y no le bajes, a sabiendas que
desde fuera es lo que se pretende
y fácilmente logran
con las proyecciones de lo que es nefasto.

Alimenta las resonancias
de lo que es anhelo precipitar a la realidad pues,
cuando empatas con otras,
a ellas les das lugar. + en primer comentario

Ver en instagram ›

Seguir en facebook ›

Publicado en Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *